Herencia de sobrinos en Burgos: ¿Qué trámites hay que realizar?

Herencia sobrinos Burgos

Carlos Gil herencia sobrinos BurgosLos bienes de una herencia pueden ser adquiridos bien mediante un testamento o legado o bien de forma intestada (cuando no hay testamento) siempre y cuando sea un familiar directo del fallecido. La forma en que se van a realizar los trámites para adquirir la herencia variarán en función de que nos encontremos ante una herencia testada o intestada y de la relación con el causante. Si usted tiene dudas sobre la herencia de sobrinos en Burgos, no dude en ponerse en contacto con mi despacho, donde le prestaremos el asesoramiento y la asistencia jurídica que requiera.

Herencia a favor de sobrinos con testamento

En este tipo de supuestos, en principio será suficiente con que los sobrinos muestren su conformidad con aceptar la herencia o legado que se les ha atribuido. No obstante, pueden surgir problemas en caso de que existan otros herederos con mayor derecho a suceder al fallecido y que no aparezcan en la herencia o no se les haya atribuido los bienes que legalmente les corresponden.

El Ordenamiento Jurídico español reconoce el derecho de ciertos familiares a heredar obligatoriamente al menos las dos terceras partes de los bienes del haber hereditario (la legítima), resultando nulas las disposiciones que contradigan dicho derecho. Así en primer lugar tendrán derecho a heredar los hijos del causante (o sus herederos), posteriormente sus padres y finalmente los hermanos (o sus herederos). De esta forma en una herencia los sobrinos tendrán derecho a la legítima cuando el fallecido no tenga hijos, padres ni hermanos vivos.

Herencia a favor de sobrinos sin testamento

Cuando no existe testamento, aquellos que pretenden heredar deben probar que tienen derecho a suceder al fallecido. Para ello, en primer lugar hay que realizar una declaración de herederos. Aquí se comprobará que familiares tenía el fallecido, quienes de ellos se mantienen con vida y su derecho a heredar. Así los herederos sobrinos deberán no solo demostrar su parentesco con el fallecido, sino que el resto de supuestos herederos ya han fallecido.herencia sobrinos Burgos

Una vez se ha determinados quienes son los herederos, estos han de proceder a mostrar su conformidad o no sobre la aceptación de la herencia. En caso de que se desconozca el paradero de algún heredero, habrá que instar los medios suficientes para encontrarlo, y si no se consigue puede darse por notificado a través del tablón de anuncios del Ayuntamiento. En caso de que un heredero que haya sido requerido para mostrar su conformidad o no sobre la aceptación de la herencia y no se pronuncie, se entenderá que acepta la misma.

¿Existe diferencia de trato entre los herederos sobrinos y el resto de herederos?

En materia civil no existirá diferencia de trato entre los herederos sobrinos y el resto de sobrinos siempre y cuando se respete el derecho a la legítima. Cosa distinta ocurre en materia tributaria, ya que por ejemplo los impuestos de una herencia de tíos a sobrinos serán mucho mayores que los impuestos de una herencia de padre a hijo. Así por ejemplo, en Castilla y León, los hijos menores de 21 años podrán aplicarse (entre otras) una reducción de 60.000 € más otros 6.000 € por cada año que reste hasta cumplir los 21 años.herencia sobrinos Burgos qué trámites hay que realizar

¿Qué formas existen para aceptar la herencia de sobrinos en Burgos?

Cuando aceptamos una herencia podemos hacerlo de forma pura y simple, adquiriendo tanto los bienes y derechos del haber hereditario como las deudas del fallecido, o bien a beneficio de inventario, supuesto en el que solo se heredarán bienes y derechos en caso de que el activo de la herencia sea superior al pasivo de la misma. Respecto a que forma es más recomendable, todo dependerá de casa caso concreto y del interés que se tenga en adquirir la totalidad de la herencia a pesar de las deudas que la misma tenga.

A continuación voy a citar un caso práctico que todos los abogados de herencias han podido llevar alguna vez en su despacho.

Roberto P.A. soltero y sin hijos recibió a los 72 años la mala noticia de que se le había diagnosticado Alzheimer, por lo que antes de encontrarse incapacitado elaboró testamento nombrando como sucesores a sus tres sobrinos, Adán P.L., Jaime P.L. y Susana J.P., atribuyendo a cada uno de sus sobrinos un tercio de su fortuna.

Ante esta incapacidad de Roberto P.A. por motivo del Alzheimer, Jaime P.L. fue nombrado como su tutor, por lo que fue nombrado como responsable de administrar todos sus bienes. Debido a que ninguno de los tres sobrinos disponía ni del tiempo ni de la cualificación sanitaria para cuidar de Roberto P.A., Jaime P.L. decidió que lo mejor que podía hacer era solicitar una autorización al juzgado para vender el piso de Roberta P.A. y utilizar dicho dinero para sufragar los gastos de una residencia.

A los dos años de vender el piso por una cantidad de 230.000 €, Roberto P.A. sufrió una caída en la que se rompió la cadera, no siendo capaz de recuperarse de dicha caída por lo que terminó falleciendo. Los bienes de Roberto P.A. al tiempo de fallecimiento fueron los siguientes:

  • Cuenta bancaria con 290.000 €
  • Vehículo valorado en 600 €
  • Acciones valoradas en 12.000 €

Por diversos motivos, los sobrinos de Roberto P.A. tardaron algo más de un año en tramitar la herencia, con la sorpresa de Adán P.L. y de Susana J.P. al proceder a aceptar la herencia, de que faltaban en el haber hereditario la cantidad de 20.000 €, por lo que preguntaron a Jaime P.L. si sabía que había pasado al respecto, quien les explicó que había cobrado dicha cantidad como concepto de retribución por la tutoría de su tío Roberto P.A.

Esta situación causó un gran malestar a Susana J.P. quien decidió consultar con un abogado experto en incapacidades y herencia de sobrinos en Burgos, quien le explicó que el cargo de tutoría es de carácter gratuito, por lo que no podía disponer de dicho dinero, debiendo detraerse dicha cantidad de la porción de herencia que correspondía a Jaime P.L.

Tras la consulta con el abogado, Susana J.P. comunicó a Jaime P.L. que no podía apropiarse de dicha cantidad, quien hizo caso omiso de las advertencias de Susana J.P. No obstante, durante la tramitación de la adjudicación de la herencia, se volvió a advertir a Jaime P.L. de que no podía apoderarse de dicho dinero, por lo que finalmente terminó aceptando que dichos 20.000 € debían de restarse de su porción de herencia.

(Contamos tambien con clientes de toda la provincia. Soy abogado de Belorado, abogado  de Lerma, etc)

 

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *