Aspectos generales de la herencia legítima en Burgos

Herencia legitima Burgos

Carlos Gil herencia legitima BurgosEl Ordenamiento Jurídico Español establece una serie de herederos que por ley tienen derecho a participar en la herencia de un familiar, lo que se viene denominando la legítima. En el presente artículo voy a explicar las particularidades que tiene la herencia legítima en Burgos, por contra de lo que existe en otras zonas del territorio español, donde no tiene por qué haber herencia legítima en el testamento.

¿Qué es la legítima?

Tal y como he explicado en el párrafo anterior, la legítima es la porción de herencia que por ley han de adquirir nuestros herederos forzosos. En Castilla y León rige la normativa nacional, donde se reservan dos tercios de la herencia para los descendientes del fallecido. Así en primer lugar heredarán los hijos del fallecido, y si éstos hubieran perecido también, la herencia legítima será de los nietos.

¿Cómo se reparte la legítima?

Como ya he dicho, los hijos del fallecido (o los descendientes en caso de que los hijos hayan fallecido) tienen derecho a heredar al menos dos tercios de la herencia, no siendo obligatorio el reparto equitativo de dichos dos tercios. Así entre los hijos o descendientes deberá repartirse a partes iguales uno de los dos tercios, pudiendo dividir el fallecido el tercio restante de la legítima como considere oportuno. Respecto al tercio de libre disposición, este podrá otorgarse a los hijos o descendientes o a terceras personas.

Es decir, si Juan M.C. tiene un patrimonio de 180.000 €, y dos hijos, su testamento deberá cumplir los siguientes requisitos:

  • 120.000 € de la herencia deberán repartirse de forma obligatoria entre sus dos hijos, al corresponder a la legítima.
  • De los 120.000 € obligatoriamente se tendrán que repartir a partes iguales entre los hijos 60.000 €, es decir, como mínimo cada uno de los hijos tendrá que recibir 30.000 €. Los restantes 60.000 €  podrán asignarse como considere el testador, pero siempre que vayan destinado a uno o a sus dos hijos.
  • Una vez restados la herencia legítima (120.000 €) quedará por asignar 60.000 €, los cuales podrán concederse bien a sus hijos, a su hermano o a un amigo.

Por otra parte a la hora de asignar la legítima hay que tener en cuenta las donaciones que el fallecido haya podido realizar en vida a sus herederos forzosos, ya que dichas donaciones se entenderán realizadas como anticipo de la legítima, salvo que se haya dispuesto lo contrario y dicha donación no perjudique a la legítima del resto de herederos.

herencia legitima Burgos

Es decir, si Juan M.C. hubiera donado en vida a su hijo Francisco M.E. la cantidad de 25.000 € sin realizar ninguna alegación, dicha cantidad se entenderá realizada en concepto de anticipo de legítima, por lo que a su fallecimiento Francisco M.E. solo le corresponderá en concepto de legítima forzosa la cantidad de 5.000 €, cantidad que se podría aumentar en otros 60.000 € de legítima de libre disposición y con otros 60.000 €  del tercio no correspondiente a la legítima.

Por el contrario si la donación que Juan M.C. hubiera realizado a favor de su hijo Francisco M.E. fuera de 170.000 €, dicha donación se tendría en parte por inoficiosa, pues estaría perjudicando a la legítima de su otro hijo, a quien como mínimo le corresponden 30.000€.

¿Que otros herederos pueden tener derecho a la legítima?

En defecto de hijos, los ascendientes del fallecido tienen reconocido en la herencia legítima un porcentaje del 50 % o de un tercio si el fallecido estuviera casado. Respecto a la herencia legítima del cónyuge, este derecho se va a limitar a un usufructo, el cual podrá ser de un tercio en caso de que existan hijos o descendientes, de la mitad de la herencia en caso de que no hayan descendientes pero si ascendientes y de dos tercios en caso de que no existan descendientes ni ascendientes.

Aspectos generales de la herencia legitima Burgos

Supuesto práctico de carácter ficticio sobre la herencia legítima Burgos

Íñigo L.E. con un patrimonio de unos 460.000 € aproximadamente (incluida una vivienda valorada en 190.000 €), decidió realizar una donación a favor de su hija Eva L.L. consistente en la compra de un local comercial valorado en unos 93.000 € para que de esa forma pudiera desarrollar su negocio de venta de antigüedades.

Antes de realizar la compra y donación del mencionado local comercial, su mujer Sandra L.D. le recomendó que acudiese a un despacho de abogados de herencias y donaciones, para que se informase sobre cómo debía proceder a realizar la donación y como iba a afectar dicha donación a la futura herencia, ya que además de su hija Eva. L.L., tenían otros dos hijos llamados Juan Francisco L.L. y Álvaro L.L.

Íñigo L.E. siguió el consejo de su mujer por lo que acudió a un despacho de abogados que se publicitaba en internet como experto en materia de sucesiones y donaciones. Una vez en el Despacho, su abogado le informó que la donación del local comercial era perfectamente válida, pero que tenía que dejar constancia en la donación si dicha entrega se realizaba en concepto de anticipo de la legítima, pues si no decía nada se entendería que se había realizado bajo dicho concepto.

Íñigo L.E. informó a su abogado que puesto que sus otros dos hijos estaban muy bien posicionados económicamente, quería que la gran parte de su herencia fuera a manos de su hija Eva L.L., por lo que no quería que la donación afectase a su legítima. Una vez asesorado, Íñigo L.E. acudió a la notaría donde informó al notario de que la donación debía realizarse sin afectar a la legítima de su hija, hecho que quedó reflejado en la donación, salvaguardando de esta forma la cantidad de 93.000 € en la legítima de su hija Eva L.L.

(Contamos tambien con clientes de toda la provincia. Soy  abogado  de Belorado, abogado de Lerma, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *