Los derechos del trabajador en España y la legislación laboral española.

Derechos del trabajador en España

Derechos del trabajador en España-Carlos GilLa relación existente entre trabajador y empresario no es una relación de igual a igual. Por ello es muy importante conocer con exactitud cuáles son los derechos del trabajador en España y qué medios existen para poder ejercitarlos. En este artículo voy a tratar de explicar cuáles son los derechos que reconoce el Ordenamiento Jurídico español a los trabajadores por cuenta ajena, así como los medios de que disponen en caso de que exista una vulneración de los mismos. No obstante, si usted tiene más dudas, le invito a que concierte una cita en mi Despacho, donde podré asesorarle con una mayor profundidad.

¿Dónde vienen recogidos los derechos y las obligaciones del trabajador?

Los derechos de los trabajadores están regulados en el Estatuto de los Trabajadores de España (artículos 4, 17 y, de forma indirecta, también en los artículos 18 y 20). Para comprobar cuáles son los mecanismos para hacer valer dichos derechos habrá que acudir a la Ley de la Jurisdicción Social (artículos 177 a 185).

En la ley laboral española se pueden distinguir tres clases de derechos de los trabajadores: los derechos básicos, los derechos derivados del contrato de trabajo y el derecho a las vacaciones. Tal y como he mencionado en el anterior párrafo, estos derechos vienen regulados en el Estatuto de los Trabajadores, siendo ésta una regulación de mínimos, pudiendo ampliarse dichos derechos bien por el contrato de trabajo o bien por el convenio colectivo, pero nunca pueden ser restringidos.

¿Cuáles son los derechos del trabajador?

Derechos básicos del trabajador por cuenta ajena:

  • Derecho al trabajo. No significa que cualquier ciudadano tenga derecho a que se le asigne un trabajo; consiste en el derecho a que nadie pueda verse impedido a buscar y encontrar un puesto de trabajo.
  • Derecho de libre sindicación. Este derecho abarca tanto el poder afiliarse a un sindicato como el derecho a fundarlo.
  • Derecho a la negociación colectiva. La máxima expresión de este derecho son los convenios colectivos.
  • Derecho a la huelga. La negativa al disfrute de este derecho puede conllevar incluso la comisión de un ilícito penal.
  • Derecho de reunión. Un ejemplo serían las asambleas de trabajadores.
  • Derecho a la defensa de los derechos colectivos de los trabajadores mediante la adopción de medidas de conflicto colectivo.
  • Derecho de información, de consulta y a participar en los asuntos de la empresa.

Derechos del trabajador derivados del contrato de trabajo:

  • Derecho a la ocupación efectiva. Este derecho consiste en que todo trabajador tiene derecho a desempeñar una función en la empresa en la que ha sido contratado. A título de ejemplo podemos decir que, si una empresa ha contratado a un médico, éste tendrá derecho a desempeñar su función, no siendo válido que, a modo de castigo, se le obligue a permanecer sentado durante la jornada laboral sin realizar actuación alguna.
  • Promoción y formación en la empresa. No podrá negarse el derecho a un trabajador a poder ascender, en caso de que sea posible, en la empresa. El derecho a la formación consiste en el derecho del trabajador a poder solicitar permisos para realizar cursos de formación.
  • Derecho a no ser discriminado por razón de sexo, ideología, raza, etc… Esta discriminación, además, atentaría contra los derechos fundamentales del trabajador, pudiendo dar origen a un ilícito penal.
  • Derecho a la integridad física. Las empresas están obligadas a disponer de un plan de prevención de riesgos laborales.
  • Derecho a la intimidad y a la dignidad.
  • Derecho a percibir puntualmente el salario acordado. En caso de retrasos, el trabajador puede solicitar el pago de intereses de demora. Esto puede conectarse con los derechos del trabajador ante un despido, ya que el pago de la indemnización también debe realizarse de forma puntual.
  • Derecho a ejercer sus derechos individuales, teniendo la posibilidad de acudir a los tribunales en cualquier momento.
  • Derechos del trabajador en España

Los derechos del trabajador y las vacaciones

Todo trabajador tiene derecho a disfrutar de un mínimo de 30 días de vacaciones al año. En este caso nos encontramos, al igual que en el supuesto anterior, ante una regulación de mínimos, ya que los convenios colectivos podrán establecer periodos superiores de disfrute de vacaciones.

Si las vacaciones coinciden con una baja laboral por embarazo, parto, lactancia o suspensión del contrato de trabajo por maternidad o paternidad, el trabajador tendrá derecho a disfrutar de las vacaciones en un momento posterior, incluso aunque haya terminado el año natural. Éste suele ser un punto muy conflictivo y que provoca grandes enfrentamientos entre los empresarios y los derechos de los trabajadores en España.

A continuación voy a citar un ejemplo práctico que todo abogado laboralista ha llevado alguna vez en su Despacho

Derechos del trabajador en España. Vacaciones

Estíbaliz J. T. trabajaba como camarera en un restaurante. Puesto que dicho restaurante contaba con una gran clientela, Alberto M. E., gerente del mismo, decidió abrir un segundo local, siguiendo la política del primero, con bajos precios y pequeños márgenes de beneficio, pero asegurándose de ese modo una gran clientela.

Dos años más tarde, el segundo restaurante que Alberto M. E. abrió no consiguió alcanzar el éxito del primero, en el que trabajaba Estíbaliz J. T., siendo tremendamente deficitario, por lo que Alberto M. E. contrajo un gran número de deudas. Puesto que él había invertido gran parte de sus ahorros en la apertura del segundo negocio, optó por satisfacer las deudas adquiridas, utilizando para ello el dinero que anteriormente destinaba al pago del salario de sus trabajadores, llegando a acumular un total de 10 mensualidades impagadas.

Ante esta situación, Estíbaliz J. T. decidió demandar a su jefe, ya que le adeudaba un total de 10.000€. Su situación era totalmente insostenible, habiendo recibido incluso una demanda de desahucio por parte de su arrendador. En el acto de conciliación no fue posible llegar a un acuerdo, ya que Alberto M. E., a pesar de reconocer la deuda, alegó que no disponía de efectivo para pagar a Estíbaliz J. T., por lo que se interpuso una demanda ante el Juzgado de lo Social, quien estimó las pretensiones de Estíbaliz, condenando a Alberto M. E. a pagar los 10.000€ que le debía, más un 10% de intereses, lo que supuso un total de 10.100€.

(Admito clientes además de otras poblaciones de la provincia. Somos por tanto abogados en Aranda de Duero , abogados en Roa y resto de provincia.)

Hard work via photopin (license)
Real Palace via photopin (license)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.