Acuerdo de divorcio en Burgos: El convenio regulador.

Acuerdo de divorcio en Burgos

Acuerdo de divorcio en Burgos-Carlos GilEn caso de que usted esté interesado en tramitar un acuerdo de divorcio en Burgos, es importante que conozca los pasos a seguir para su tramitación, así como el contenido mínimo del convenio regulador, ya que si éste es deficiente o contrario a la ley, el juez podrá considerar que el acuerdo alcanzado no es válido y decidir él por sentencia cuales serán las relaciones de futuro entre los cónyuges separados y sus hijos en caso de que los haya.

¿Qué es el convenio regulador?

El convenio regulador será el escrito por el que los cónyuges que se van a divorciar regulan cuáles van a ser sus relaciones de futuro entre sí y con sus hijos. El convenio regulador deberá presentarse en la demanda de divorcio, independientemente de si estamos ante un acuerdo de divorcio voluntario, o si nos encontramos ante un divorcio contencioso.

A pesar de que el contenido del convenio regulador en principio es redactado de conformidad con la voluntad de las partes (cónyuges que pretenden divorciarse), es necesario que se apruebe judicialmente su contenido (no son válidos el acuerdo de divorcio ante notario), por lo que si el juez considera que el convenio regulador no se adapta al Ordenamiento Jurídico, podrá decretar la nulidad del mismo, sustituyendo la voluntad de las partes por la propia voluntad del juez, siendo este quién determinará las relaciones de futuro entre los cónyuges ya divorciados y sus hijos.

Contenido mínimo de los convenios reguladores de divorcio

Tanto en la redacción del convenio regulador de los acuerdos de divorcio de matrimonio civil como los celebrados ante la iglesia, debe existir un contenido mínimo sin el cual el convenio regulador no resultará valido, por lo que el juez  bien dictará la nulidad del mismo o lo completará bajo su libre criterio. Este contenido mínimo es el siguiente:

  • Patria potestad y guarda y custodia de los hijos menores de edad (aquí debe señalarse si opta por la custodia compartida o por uno sólo de los progenitores).
  • Régimen de visitas de los hijos menores con el progenitor no custodio.
  • Régimen de visitas de los hijos menores con sus abuelos, siempre que el interés superior del menor lo aconseje.
  • Contribución a las cargas del matrimonio y pensión de alimentos de los hijos menores de edad. Aquí deberá señalarse tanto la cuantía de la pensión de alimentos como la forma en que se va a actualizar la misma.
  • Liquidación de la sociedad de gananciales cuando proceda.
  • Establecimiento de pensión compensatoria en caso de que los cónyuges la acuerden de mutuo acuerdo, o bien solicitud unilateral de uno de los cónyuges, decidiendo el juez sobre la misma.

Acuerdo de divorcio en Burgos

¿Qué eficacia tiene el convenio regulador?

El convenio regulador surtirá efectos desde su aprobación judicial (el convenio regulador firmado ante notario no tiene eficacia jurídica, únicamente puede constituir prueba sobre la voluntad de los cónyuges). En los supuestos en los que hay hijos menores de edad, se dará parte al Ministerio Fiscal del convenio regulador, quien emitirá un informe dando o no su conformidad, no siendo vinculante dicha decisión, pero si tendrá peso en la decisión que tome el juez.

El juez no aprobará el convenio regulador entre las partes cuando el contenido del mismo sea contrario al orden público, la ley o la moral, o que vaya en contra del interés superior del menor, en caso de que los cónyuges hayan tenido hijos. En caso de que el juez no apruebe el convenio regulador, emplazará a las partes para que lo modifiquen, y si no llegan a un acuerdo o desatienden el requerimiento judicial, será el juez quién disponga el contenido del convenio regulador.

Caso FICTICIO

A continuación voy a citar acuerdo de divorcio de ejemplo que se presentó en mi despacho de abogado de divorcios: Cristian B.G. y María Luisa A.D. contrajeron matrimonio en sociedad de gananciales en el año 1986. En 1990 nació su primer hijo llamado Carlos B.A., en 1992 su segundo hijo Héctor B.A. y en 1998 su hija llamada Tania B.A.

En el año 2011 la relación del matrimonio se deteriora seriamente, hasta el punto de que ambos deciden que la mejor opción es divorciarse, ya que el conflicto se estaba extendiendo a sus propios hijos, llegando a provocar a Tania B.A. una pequeña depresión que le influenció mucho en sus estudios. En un primer momento, debido a la mala relación existente entre Cristian B.G. y María Luisa A.D., cada cónyuge decide contratar su propio abogado para la tramitación del divorcio, ya que ambos consideraban que sería imposible llegar a un acuerdo con la otra parte.

El primero en acudir a un abogado fue Cristian B.G. por lo que su demanda de divorcio se interpuso en primer lugar, solicitando la custodia de la menor Tania B.A. y de Héctor B.A. y Carlos B.A., quienes a pesar de ser mayores de edad, son económicamente dependientes de sus padres, solicitando una pensión de 250 € para cada uno de sus hijos. Respecto a la vivienda familiar, puesto que Cristian B.G. disponía de una segunda vivienda heredada de sus padres, solicitaba la venta del inmueble.

Por parte de María Luisa A.D. se solicitó igualmente la guarda de sus hijos, y una pensión de alimentos de 300€ para cada uno de ellos, solicitando igualmente la venta de la vivienda familiar, ya que María Luisa A.D. había recibido una vivienda en donación por parte de su abuela.

Cómo se resolvió el acuerdo de divorcio en Burgos

¿Cómo se resolvió el acuerdo de divorcio en Burgos?

El acuerdo de divorcio en Burgos es muy frecuente, no porque sea una ciudad en la que la gente sea propensa a llegar a acuerdos, sino porque desde el juzgado de familia se emplaza mucho a las partes a que lleguen a un acuerdo, siendo esto lo que ocurrió en el presente ejemplo. Tras la suspensión de la primera vista, se llegó a un acuerdo en el que se estableció la custodia compartida, residiendo los hijos en el domicilio familiar, siendo los progenitores quienes debían desplazarse a dicho domicilio la semana que tuviesen en su compañía a sus hijos, residiendo el resto de días en su domicilio privado.

De esta forma se evitó que alguno de los progenitores tuviera que pagar una pensión de alimentos al otro cónyuge, pensión que sería altísima, pues la solicitada por Cristian B.G. era de 750€ mensuales mientras que la solicitada por María Luisa A.D. era de 900€ mensuales. Además la custodia compartida resultó mucho menos traumática para Tania B.A., quien sufrió mucho especialmente durante el inicio del procedimiento de divorcio.

(Defiendo con éxito a clientes de toda la provincia:  Abogado para Roa , abogado para Valle de Mena, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *