¿Cuál es el precio de un divorcio contencioso en Burgos?

Divorcio contencioso Burgos

Carlos Gil Divorcio contencioso BurgosComo regla general, el precio de un divorcio contencioso en Burgos se limitará a los honorarios del abogado y del procurador, debiendo contar cada parte con su propio abogado  y su propio procurador. Estos son los profesionales que como mínimo han de intervenir en estos procedimientos, aunque también pueden intervenir otros profesionales como peritos, o mediadores, lo que a simple vista puede encarecer el procedimiento a corto plazo, pero a largo plazo en determinados casos pueden resultar muy beneficiosos.

¿Cuánto cobra un abogado por un divorcio?

No existe una regulación sobre el precio de separación o de divorcio, por lo que cada abogado puede cobrar lo que considere oportuno. No obstante como media, un divorcio contencioso puede rondar en una ciudad como Burgos entre los 1.500 € y 1.800 €, pudiendo ascender o disminuir dicha cuantía en función de las dificultades del pleito (bienes en común, hijos, interposición de recursos, etc.).

Por contra, si el divorcio es de mutuo acuerdo y se celebra ante los juzgados, el precio medio suele rondar los 1.200 €, (no existe posibilidad de divorcio de mutuo acuerdo sin abogado) dependiendo una vez más de la dificultad del procedimiento, y de si el divorcio se inició de forma contenciosa o si por el contrario desde el primer momento el divorcio se tramitó de mutuo acuerdo.

No obstante, desde mi punto de visto, el mayor coste del divorcio contencioso es el tiempo, así como el desgaste emocional que este tipo de procedimientos pueden producir a los cónyuges que quieren divorciarse, así como a sus hijos. Así un divorcio de mutuo acuerdo puede tardar en tramitarse dos meses mientras que un divorcio contencioso puede tardar más de un año en tramitarse, prolongándose aun más en caso de que una de las partes interponga recursos.

Otros costes derivados de divorcios contenciosos

Uno de los problemas de los divorcios contenciosos es que las partes no han elegido el convenio regulador, sino que este ha sido impuesto por un juez, lo que muchas veces provoca el rechazo de los cónyuges ya divorciados, generando incumplimientos que dan lugar a nuevos procedimientos judiciales lo que conlleva más gastos para las partes.

Divorcio contencioso Burgos

 

Además a la hora de divorciarse hay que tener en cuenta que si existen hijos en común, la manutención de los mismos correrá a cargo tanto del progenitor custodio como del progenitor no custodio, siendo por otra parte el progenitor custodio quien disfrutará del domicilio familiar hasta que al menos los hijos sean independientes económicamente (lo que no tiene por qué coincidir con la mayoría de edad).

Esto conlleva una serie de gastos muy importantes especialmente para el progenitor no custodio, ya que a pesar de abandonar el domicilio familiar, va a tener que seguir pagando la mitad de la hipoteca o del alquiler en su caso, así como una pensión de alimentos, abono de la mitad de los gastos extraordinarios de los hijos comunes, y en algunas ocasiones incluso una pensión compensatoria a favor del otro cónyuge.

Así por ejemplo, un progenitor no custodio que cobra un salario de 1.500 € con dos hijos y que paga de hipoteca 650 €, puede tener que pagar al mes una pensión de alimentos de 300 € (150 € por hijo), más 325 € de hipoteca, más luego por otra parte un alquiler donde vivir puede rondar de media los 500 €, más los gastos de luz, agua, alimentos, etc. Es decir, un gasto mensual de 1.125 € todo ello sin incluir los gastos de comida, luz, agua, gasolina, etc. Con esto lo que quiero decir es que siempre que sea posible es muy conveniente tratar de llegar a un acuerdo,  pues de esta forma se podrán tener en cuenta la totalidad de los dos progenitores.¿Cuál es el precio divorcio contencioso Burgos

Ejemplo de carácter ficticio de divorcio contencioso Burgos.

Sergio L.D. y Agustina E.S. tras diez años de matrimonio y con dos hijos menores de edad llamados Ainoa L.E. y Laura L.E. de 15 y 17 años respectivamente, decidieron divorciarse ya que su relación sentimental se había visto deteriorada seriamente y consideraban que sus hijas eran los suficientemente mayores como para comprender que se querían divorciar.

Agustina E.S. quería ser ella quien ostentase la guarda y custodia de las hijas, disfrutando de la vivienda familiar, solicitando a Sergio L.D. una pensión de 200 € por cada hija. Este hecho no fue aceptado por Sergio L.D. quien consideraba más apropiado una guardia y custodia compartida y poner en venta el domicilio familiar, para poder de esa forma de disponer de dinero suficiente para pagar un alquiler. Debido a que las posturas eran irreconciliables, cada uno se puso en contacto con un abogado de divorcios para que les tramitara el procedimiento.

En el procedimiento de divorcio las hijas comunes dejaron claro que ellas preferían una guarda y custodia compartida, pues de esa forma no se desvincularían de ninguno de sus progenitores, por lo que el juez finalmente optó por estimar las pretensiones de Sergio L.D. y decretar la custodia compartida. Este hecho no fue aceptado por Agustina E.S. por lo que interpuso un recurso de apelación, recurso que perdió condenándole el juez al pago de las costas del Recurso de Apelación.

Al tramitarse el procedimiento de divorcio de forma contenciosa, Sergio L.D. tuvo que desembolsar la cantidad de 1.950 € en gastos de abogado y procurador, cantidad que ascendió a los 3.120 € en el caso de Agustina E.S. debido a las costas de la apelación. Es decir el total de los gastos fue de 5.070 €, mientras que  si el divorcio se hubiera tramitado de mutuo acuerdo los gastos posiblemente no hubieran sobrepasado los 2.000 €

(llevamos casos de toda la provincia. Abogado de Roa, abogado de Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *