Accidentes laborales en España: Los accidentes de trabajo y las enfermedades de trabajo

Accidentes Laborales en España

Accidentes Laborales en España - Carlos Gil

En nuestro Ordenamiento Jurídico se recoge una protección al trabajador que por diversos motivos pueda encontrarse en una situación de incapacidad temporal para acudir a su puesto de trabajo, teniendo una mayor protección aquellos trabajadores que causan baja por accidente de trabajo o enfermedad profesional, que aquellos cuya baja se debe a contingencias comunes (enfermedad no profesional o accidente sufrido fuera del horario de trabajo), por lo que es muy importante calificar correctamente la situación de incapacidad temporal. Por ello, en caso de que usted tenga dudas sobre enfermedades profesionales o accidentes laborales en España, no dude en contactar con mi Despacho.

¿Qué es un accidente laboral?

Cómo regla general, se considera accidente laboral a aquel que sufre un trabajador por cuenta ajena (quedando excluidos de ésta definición los trabajadores autónomos), siempre que dicho accidente se haya producido dentro de las horas de trabajo (con algunas excepciones), en el centro de trabajo (también existen excepciones en este punto), con ocasión del trabajo, y que como consecuencia del accidente, el trabajador sufra una lesión o daño corporal.

Tipos de Accidentes Laborales en España

Accidente de trabajo común: es el que encuadra con la descripción anterior:

Accidente de trabajo in itínere: Es aquel accidente que un trabajador sufre cuando se desplaza desde su domicilio (no incluyendo desplazamientos del domicilio de un familiar o amigo) al centro de trabajo, o desde su centro de trabajo a su domicilio, siempre y cuando dicho desplazamiento se produzca utilizando el trayecto y medio de transporte más idóneo.

Accidente de trabajo en misión: Es aquel accidente de trabajo que sufre un operario cuando por orden del empleador, desarrolla su actividad profesional fuera de su puesto de trabajo y de su horario laboral común.

Además también se considerarán accidentes de trabajo los siniestros sufridos realizando labores de salvamento, los sufridos durante el ejercicio del desempeño de actividades sindicales, y los accidentes sufridos realizando actividades impropias del puesto de trabajo, pero realizadas por orden del empleador.

Enfermedades de trabajo

También se considerarán accidente de trabajo, las enfermedades físicas o psíquicas sufridas por un trabajador, que no tengan calificación de enfermedad profesional, siempre y cuando las haya adquirido el mismo con motivo del trabajo. Por lo tanto, es necesario que exista una relación de causalidad entre la enfermedad y el trabajo realizado, correspondiendo al trabajador la carga de la prueba sobre el nexo causal, salvo algunas excepciones (a diferencia de lo que ocurre con los accidentes de trabajo, donde existe una presunción de laboralidad del accidente).

Accidentes Laborales en España

También se considera accidente de trabajo aquellas enfermedades sufridas por un trabajador por motivos ajenos al trabajo pero que se hayan visto agravadas como consecuencia de una lesión constitutiva de un accidente de trabajo. Igualmente se considera accidente de trabajo las enfermedades intercurrentes, es decir, aquellas complicaciones que se producen como consecuencia del agravamiento de una patología inicial causada por un accidente de trabajo.

¿Por qué es importante contar con el debido asesoramiento?

A pesar de que durante la crisis económica, las empresas han reducido las partidas económicas destinadas a evitar los accidentes de trabajo (lo que ha supuesto un aumento del número de accidentes), las partidas económicas destinadas a cubrir su asesoría legal no ha disminuido, por lo que las empresas suelen contar con un gran número de profesionales que velan por su interés, por lo que si el trabajador acude a los tribunales sin un correcto asesoramiento, se verá en una clara situación de inferioridad con respecto al empresario.

Además, el incremento de los accidentes de trabajo no solo se ha producido por la disminución de la inversión en prevención de riesgos laborales, sino que dichos accidentes de trabajo se han visto aumentados también por los recortes de plantilla que han realizado las empresas. Así, si vemos las estadísticas de accidentes laborales, y comprobamos las causas de los accidentes laborales, podremos observar como en el año 2014 de los 482.578 accidentes laborales en España que han supuesto baja laboral, 166.050 accidentes se produjeron por sobreesfuerzos físicos, traumas psíquicos etc., siendo ésta la principal causa de accidente de trabajo, siguiendo como segunda causa los accidentes producidos por impactos contra objetos inmóviles, que apenas llegan a los 100.000, según datos del Instituto Nacional de Seguridad Social.

Accidentes Laborales en España - Asesoramiento

A continuación voy a citar un ejemplo que todo abogado laboral ha podido observar alguna vez en su Despacho:

Virginia S.O. trabajaba en un bar de la ciudad de Burgos, cuyas funciones eran muy variadas, comprendiendo tanto la atención a los clientes, como limpieza de las mesas, etc. Durante una noche en la que el barril de cerveza se había agotado, el empleador le ordenó que lo repusiera, y llevara el agotado al sótano del bar. Cuando Virginia S.O. fue a bajar el barril al sótano, tuvo la mala suerte de tropezar por las escaleras, rompiéndose una rodilla, por lo que causó baja en la empresa durante largo tiempo.

Una vez recuperada de su lesión, Virginia S.O. se reincorporó a su puesto de trabajo sin dolencia alguna, hasta que transcurridos tres meses desde su reincorporación, empezó a sufrir un fuerte dolor en la rodilla que se había fracturado, por lo que acudió al médico para que le realizasen una nueva exploración.

En la exploración médica se comprobó como Virginia S.O. sufría de una bursitis, cuya causa probable era la anterior fractura que había sufrido en la rodilla. Este hecho fue comunicado a la mutua de su empresa, quien no quiso reconocer el accidente como de trabajo, ya que consideraban que dicho dolor se había producido por causas no imputables a su puesto de trabajo, por lo que no existía ningún tipo de relación de causalidad.

Debido a que Virginia S.O. no estaba conforme con la resolución por la que negaban que la bursitis fuese un accidente de trabajo, acudió a un abogado laboralista para recurrir dicha resolución, recurso que finalmente fue estimado en fase administrativa, por lo que la baja laboral que causó Virginia S.O. se consideró como accidente laboral, recibiendo una prestación por los 5 días de baja de 120 €.

(Con casos de clientes en Burgos y provincia.  Abogados para Miranda de Ebro, abogados para Aranda de Duero, Etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *